Pequeños viajes: el río Sinchon

Mundo Infinito

No todos los viajes nos llevan al otro lado del mundo ni a lugares considerados exóticos. Hay viajes más cortos, que toman pocos minutos de travesía y conllevan muy pocos preparativos.

Hay un río cerca de mi casa que me gusta visitar de vez en cuando en bicicleta. El río Sinchon es de un caudal tímido y está flanqueado por calles y montañas. En algunos tramos, está sombreado por elevados en donde el tráfico parece ser constante.

El río tiene veredas separadas para caminantes y ciclistas, aunque en muchas ocasiones es difícil distinguir cual es cual. Cada tantos kilómetros hay áreas para ejercitarse, siendo aprovechadas por ancianos que están en mejor forma que yo. Todavía hay mosquitos pero ya han comenzado a desaparecer (gracias otoño).

A pesar de las calles que van paralelas al río, el aire se siente más fresco. Hay menos ruido que en otros lugares y es fácil olvidarse del…

Ver la entrada original 68 palabras más