Gunkanjima, la isla fantasma

Gunkanjima07

Gunkanjima, una isla en la costa de Nagasaki, tiene una historia interesante. En sus orígenes no era una isla, sino más bien un peñón en medio del mar hasta que se descubrió una mina de carbón submarino allí y Mitsubishi la compró. Poco a poco fueron añadiendo terreno al peñón hasta convertirlo en un islote con edificios, escuelas, piscinas, tiendas y, claro, la mina. En su punto más activo la isla llegó a tener sobre 5,000 habitantes y era el lugar más densamente poblado del mundo. La profundidad de la mina llegó a sobrepasar el kilómetro bajo tierra.

Gunkanjima04

El nombre oficial de la isla es Hashima aunque se le conoce popularmente como Gunkanjima, que significa isla acorazada (Battleship Island, en inglés), ya que se asemeja a un barco acorazado desde lejos. También hay gente que le dice la Isla Fantasma.

Gunkanjima06

¿Y por qué esta isla es tan famosa ahora? Pues desde los años 60 el gobierno japonés dejó de usar carbón para generar energía y Mitsubishi cerró la mina en el 1974. Esto provocó que todos los habitantes abandonaran la isla hasta no quedar nadie. Hace unos años Mitsubishi le cedió la isla a la ciudad de Nagasaki, y Nagasaki la abrió al turismo limitado en el 2009.

Gunkanjima05

Para llegar a la isla hay que hacerlo en bote y hay dos compañías que tienen tours en botes rápidos. Nosotros fuimos con Gunkanjima Concierge en el viaje de la mañana. Desde Nagasaki hasta Gunkanjima se tarda aproximadamente media hora. El bote le da la vuelta a la isla fantasma antes de atracar. Es increíble ver los edificios todavía en pie, grises, casi negros por el desgaste del cemento. La isla es pequeñísima y es casi imposible imaginarse a 5,000 personas viviendo allí.

Gunkanjima08

Gunkanjima09

Gunkanjima10

Gunkanjima11

Una vez atracamos en la isla, fuimos hasta el primer punto desde donde se pueden ver los edificios más grandes, aunque un poco lejanos para apreciarlos bien. Desde el bote se veían mejor. El segundo punto me recordó un poco al foro romano, con sus ruinas esparcidas por todas partes y algunas paredes todavía en pie. La isla tiene un faro que (supongo) sigue funcionando. El último punto nos acercó más a los edificios y es mejor para fotografiar.

Gunkanjima12

Lo más curioso de todo es que había varios pescadores por todo el borde de la isla, mientras nosotros, los turistas, admirábamos los edificios. Pensaba que no habría nadie allí pero estaba equivocado.

Parte 4 de 5.

Para ver más fotos del viaje, puedes seguirme por Tumblr e Instagram.

Nagasaki

Nagasaki04

Nagasaki es una ciudad muy interesante. Además de ser la segunda ciudad japonesa que fue devastada por una bomba atómica, el 9 de noviembre de 1945, es la primera ciudad japonesa que tuvo grandes colonias de extranjeros.

Llegar a Nagasaki desde Fukuoka también es fácil. El tren Kamome va directo desde la estación de Hakata hasta la estación de Nagasaki y se tarda aproximadamente dos horas. El viaje de ida y vuelta cuesta $50 (un poco más si se compra un solo boleto, $50 c/u si se compran boletos para dos personas).

Gunkanjima01

El propósito principal para ir a Nagasaki era visitar la isla Gunkanjima, pero a eso le voy a dedicar un post aparte. Una vez terminamos el recorrido por Gunkanjima, comenzamos a explorar el resto de Nagasaki. Puedo decir que Nagasaki es la ciudad menos japonesa que he visitado en todo Japón y esto tiene una razón de ser.

Nagasaki06

Nagasaki09

Nagasaki fue fundada por portugueses en el siglo XVI, quienes tuvieron una gran influencia en la arquitectura, religión y comercio de la ciudad. Durante varios siglos, Nagasaki fue el centro del catolicismo romano en todo el país. A pesar de esto, la mayor influencia arquitectónica que queda es la china y la holandesa.

Nagasaki10

Nagasaki11

Los portugueses fueron expulsados y los holandeses tomaron su lugar. El islote de Dejima fue el centro de la cultura holandesa en Nagasaki y se nota en las casas de estilo europeo que todavía se preservan muy bien. También hay una “cuesta holandesa” (Dutch Slope en inglés) que cuenta con más casas de estilo europeo y americano. Es casi como estar fuera de Japón y viajar en el tiempo unos cuantos siglos atrás.

Nagasaki01

Nagasaki07

Nagasaki08

Justo al lado de este pedazo de Holanda, podemos encontrar un pedazo de China en el gran Chinatown de Nagasaki. Toda esta parte de la ciudad estaba cubierta por linternas chinas, rojas y rosadas, en celebración del año nuevo chino (o lunar, dependiendo del país donde estés). También pudimos ver algunos desfiles con pirotecnia ruidosa y personas vestidas con vestimenta china tradicional. El Chinatown tiene varios templos y santuarios, a pocos metros de distancia entre ellos. Parece que los chinos no podían estar pocos minutos sin rezar porque en cada esquina había un templo.

En Nagasaki comimos champon, un plato de fideos muy popular en esta ciudad y que viene de la cocina china (hablaré de esto en un post aparte sobre comida japonesa).

Parte 3 de 5.

Para ver más fotos del viaje, puedes seguirme por Tumblr e Instagram.

Hiroshima

Hiroshima02

Cuando se habla o se escribe sobre Hiroshima, es necesario hablar sobre la bomba atómica que lanzó los EEUU sobre esa ciudad el 6 de agosto de 1945. Fue la primera bomba atómica utilizada sobre humanos en la historia y dejó un saldo de entre 140,000 y 200,000 personas muertas y una ciudad completamente devastada. Pero más sobre eso luego.

Llegar a Hiroshima desde Fukuoka es muy fácil si se usa el Shinkansen Nozomi, el tren bala japonés. El viaje dura una hora y es directo. El equivalente en Corea sería ir de Daegu a Daejeon en el KTX. La diferencia está en el precio: mientras el viaje en KTX por una distancia similar te puede salir en unos $40, ida y vuelta, en Japón nos costó en alrededor de $160. Es una diferencia considerablemente alta pero vale la pena usarlo aunque sea una sola vez. El Shinkansen Nozomi es más amplio que el KTX, tiene tres asientos en cada lado del pasillo (el KTX tiene dos) y tiene enchufes disponibles para recargar los dispositivos electrónicos (el KTX no los tiene). Sin embargo, la velocidad máxima del Shinkansen Nozomi es de 270 km/h mientras que el KTX puede llegar a los 300 km/h.

Hiroshima04

Hiroshima05

Ya en Hiroshima, fuimos en tranvía (tram) desde la estación de Hiroshima hasta el A-Bomb Dome, un edificio que sobrevivió el impacto de la bomba atómica y que se mantiene en pie permanentemente para nunca olvidar ese día. De hecho, si este edificio no existiese, sería muy difícil ver y reconocer a simple vista los impactos de la bomba atómica en la ciudad, ya que esta ha sido completamente reconstruida.

Hiroshima06

Del A-Bomb Dome fuimos al Parque de la Paz, el cual tiene varios monumentos recordando las diferentes víctimas de la bomba atómica. Entre ellos está un monumento a los 20,000 coreanos que murieron junto a las otras 120,000 personas. También hay un monumento “vivo” en dónde las personas pueden colgar grullas de origami como símbolo de la paz.

Hiroshima07

Lo más impresionante de este parque no es el parque en sí, sino el museo que está en sus predios. El museo tiene un tono decididamente anti guerra y anti nuclear pero nunca toma un tono acusador hacia los EEUU. El museo es más efectivo cuando detalla las historias personales de la gente que vivió y murió después que cayó la bomba. Muchas veces es fácil olvidar que detrás de las cifras existían personas normales, que tenían vidas que fueron cortadas en un instante. Muchos de los que murieron ese 6 de agosto de 1945 fueron niños y niñas que estaban derribando edificios para crear rutas de escape en caso de fuego.

Hiroshima08

Hiroshima09

Luego de la edificante pero sobria mañana en el Parque de la Paz y el museo, y de almorzar un rico okonomiyaki al estilo de Hiroshima (hablaré de la comida japonesa en otro post), fuimos hasta el castillo de Hiroshima. El castillo es una reconstrucción del original, que fue completamente destruido por la bomba atómica. Es una reconstrucción impresionante, completamente en madera, rodeado de un foso como el auténtico castillo que es. Caminamos alrededor del castillo, disfrutando del atardecer que le daba un toque mágico al lugar.

Parte 2 de 5.

Para ver más fotos del viaje, puedes seguirme por Tumblr e Instagram.

Fukuoka

Fukuoka03

Regresé a Fukuoka, luego de casi cuatro años de mi visita a esa ciudad japonesa. Esta vez, al igual que la vez pasada, fui en el ferri JR Beetle, un barco hidroala (hydrofoil) que se eleva sobre el agua y es muy placentero y rápido. El viaje solamente tarde tres horas desde Busan hasta Fukuoka.

Fukuoka no es un gran destino turístico en Japón. A pesar de ser la ciudad más grande de la isla de Kyushu y ser la capital de la prefectura de Fukuoka, sus encantos tienden a ser más bien limitados. Mi primera noche en Fukuoka fui a un restaurante mexicano llamado ‘El Borracho’ y al preguntarle al mesero sobre qué era lo más interesante para hacer en la ciudad, este me dijo, “Fukuoka es famosa por su comida.”

No pude notar grandes cambios en la ciudad luego de cuatro años. Estoy acostumbrado a la rapidez de los cambios en Corea, donde los negocios van y vienen, los edificios suben y caen como por arte de magia y los centros cambian casi al parpadear. El ritmo en Fukuoka parece ser más lento, y todo tenía una familiaridad muy cómoda.

Estos fueron los lugares que visité:

El templo Tochoji

Fukuoka06

Es un templo budista en el área de Gion con una impresionante pagoda de cinco niveles. El templo en sí es bastante pequeño y su mayor atractivo, un Buda de madera de 10.8 metros, solo está abierto al público el día 28 de cada mes. Nuevamente, me lo perdí.

El santuario Kushida

Fukuoka08

Fukuoka10

Kushida es un santuario Shinto y es pequeño pero mucha más interesante que Tochoji.  Estaba decorado con enormes cabezas en las entradas y había que pasar por la boca para poder acceder al templo. Ya adentro, hay varios edificios: un edificio principal donde la gente reza; otro edificio más pequeño con una hilera de Toris; y un gigantesco carruaje que se usa en uno de los famosos festivales de la ciudad.

El parque Ohori

Fukuoka04

Fukuoka02

Fukuoka07

Este parque tiene un imponente lago artificial en el cual se puede pescar (en ciertas áreas indicadas), hacer un poco de jogging o relajarse en los banquillos. Lo mejor del parque es un jardín japonés ubicado en uno de los extremos (250 yen, 190 yen con un descuento que nos dieron por no sé cuál razón). El jardín no es muy grande pero aún así impresiona por su sencillez y la gran calma que se respira en él.

Tenjin

Fukuoka09

Este es el centro comercial de Fukuoka. Aquí están los arcades, karaokes, restaurantes y tiendas más populares. Aquí comimos en un yatai, un pequeño puesto callejero que abre a las seis de la tarde. En el yatai sirven ramen, oden y gyoza (mandu) a buenos precios y un servicio muy rápido.

La estación de Hakata

De aquí salen los trenes de Fukuoka a todas los rincones de Japón pero también hay muchos lugares en donde comer o tomar café. En la estación encontramos ‘Il Forno del Mignon’, un lugar donde vendían unos deliciosos croissants acabados de salir del horno y con filas kilométricas a todas horas. También, por allí cerca, encontramos un restaurante de sushi con los platillos de dos piezas a 105 yen cada uno.

Parte 1 de 5.

Para ver más fotos del viaje, puedes seguirme por Tumblr e Instagram.

¡Feliz Año Nuevo!

felizañonuevo

Un nuevo año ha comenzado. Las cosas no cambian mucho cuando cambia ese numerito. Seguimos trabajando, viviendo, y haciendo lo que usualmente hacemos cualquier otro día del año. Las horas, los días, los meses, los años, las décadas nos permiten organizar nuestras ideas y memorias y hacer planes para el futuro.

Pero de eso no es lo que quiero hablar. Este post es más bien para aprender a cómo desearle un feliz año nuevo a tus allegados o amistades coreanas. Quizás las personas que están interesadas en la cultura coreana ya se han aprendido esta frase pero nunca está de más repasarla. Veamos la frase completa y luego la dividiremos por parte:

새해 福 (복) 많이 받으세요!

Transliteración: sae-hae bok manhi badeuseyeo

Pronunciación en español: se-je bok mani baduseio

En coreano, contrario al español, se desea un feliz año nuevo con una oración completa. Y para los más aguzados en el coreano, se habrán dado cuenta de que se coló un hanja (caracter chino) en la oración. Ahora veamos cada parte de la oración:

– Significa ‘nuevo’. Se pronuncia ‘se’

– Significa ‘año’. Se pronuncia ‘je’

福 (복) – Significa ‘bendiciones’ o ‘buena fortuna’. Se pronuncia ‘bok’. (Aquí tenemos el hanja o caracter chino. El hanja se usa, principalmente, cuando una palabra coreana que tiene muchos significados puede crear confusión. El hanja logra disipar esa duda. También se puede usar por costumbre o para darle un aire más formal a los textos.)

많이 – Significa ‘mucho’. Se pronuncia ‘máni’.

받으세요 – Significa ‘reciba’. Se pronuncia ‘baduseio’. (Este es el verbo de la oración. En coreano, el verbo siempre va al final. 받으세요 está en la conjugación formal y es la más que se usa al dirigirse a colegas, personas mayores o grupos de personas. Para personas cercanas a uno, menores que uno, parejas y amigos, podemos usar las formas menos formales como 받아요 (badaio) o 받아 (bada)).

Por lo tanto, la oración se leería así en español:

¡Nuevo año bendiciones muchas reciba!

Claro está, tenemos que organizar la oración para que se entienda mejor:

¡Reciba muchas bendiciones en el nuevo año!

Lo bueno de esta frase es que se puede usar dos veces al año. En Corea se despide el año (solar) el 31 de diciembre como en el resto del mundo pero también se celebra la llegada del nuevo año lunar. Esta vez el año nuevo lunar cae el viernes 31 de enero de 2014.

Así que aprovecha ambas ocasiones y deséale un 새해 복 많이 받으세요 a todos los coreanos que conozcas.

Subiendo a Gatbawi

palgonsang01

Hace cinco años subí hasta Gatbawi. En aquel momento estaba con resaca y fuera de forma. Recuerdo que fue una tortura subir los cientos (¿miles?) de escalones, uno a uno, hasta llegar a la cima de la montaña. Fue un invierno hace cinco años y llegué sudando y cansado pero contento de haberlo logrado.

palgongsan04

Ayer decidí regresar. No tenía resaca pero todavía andaba fuera de forma. Quería ver si podía volver a subir y encontrarme de nuevo con el Buda que se encuentra en el tope y que le da el nombre a la montaña. Luego de hora y media en dos guaguas públicas (primero la 410-1 y luego la 401 que llega justo a la base de la montaña) llegué a Palgongsan. Esta área de montañas es la más famosa de Daegu y muchas personas, desde niños hasta viejos, van allí a escalar y hacer alpinismo. En todas las montañas hay varios templos budistas.

piedras03

Un cartel me avisaba que el trayecto serían dos kilómetros hasta la cima. Miré el reloj. Eran las dos de la tarde. Calculé que me tomaría una hora subir, contando los descansos y las paradas para tomar fotos. El comienzo fue difícil y el resto del camino no se haría más fácil. Hay varios tramos muy empinados y el último kilómetro consiste exclusivamente de escalones.

palgongsan02

Justo a la mitad del camino se encuentra el templo Gwanamsa. Es un templo bonito, sencillo, sin mucha opulencia y con el comienzo de una vista impresionante.

palgongsan03

Cuando llegué al letrero que indicaba que quedaban seiscientos metros hasta la cima, respiré aliviado. Este letrero, sin embargo, es un engaño. Sí, quedaban seiscientos metros. Lo que no dice el letrero es que serían los peores metros de todo el camino. Los escalones eran pequeños, lo único que se escuchaba era la respiración acelerada de las personas que intentaban llegar al tope, y el viento y el frío empezaban a dejarse sentir con más fuerza. Aún así, lo logré. Llegué a la cima a las tres en punto.

gatbawi

Ya en la cima de la montaña aproveché para disfrutar de la increíble vista, ver a las personas rezando y tomarle algunas fotos al Buda. El Buda se llama Gatbawi: la palabra ‘gat’ significa sombrero plano tradicional y ‘bawi’ significa piedra. Por lo tanto, es el Buda de piedra con un sombrero plano. Este Buda tiene una complexión seria y lleva cientos de años en Palgongsan. No me explico porqué el monje que lo creó tuvo la idea de hacerlo ahí.

Estuve poco rato en la cima. Aparte del Buda y la vista, no hay mucho que hacer para los que no somos budistas. La bajada fue mucho más fácil pero mis piernas estuvieron a punto de colapsar en par de ocasiones. Por suerte sobreviví y estoy vivo para contarlo. Creo que esperaré otros cinco años para volver a subir esa montaña.

Un vídeo de la subida:

Calendario de Corea 2014

El año pasado tres blogueros  que vivimos en Corea, Eurown, Paella de Kimchi y yo, decidimos publicar un calendario con fotos de diferentes lugares y estaciones de la península coreana. El resultado fue un calendario bonito pero caro, y pocas personas lo pudieron comprar. Este año volvemos a intentarlo pero de una manera mucho más directa y económica.

Calendario 2014 - Portada

El año pasado tenías que pagar y esperar a que te llegara el calendario por correo. Este año hemos creado (y cuando digo hemos, me refiero a que todos aportamos fotos y Felipe de Eurowon se echó la carga encima de diseñarlo) un calendario en formato PDF que puedes usar de la forma que quieras. Lo puedes imprimir y colgarlo en la pared o ponerlo en tu escritorio; puedes ponerlo en tu computadora; puedes tenerlo siempre contigo en tu aparato móvil.

¿Qué incluye el calendario?

  • Un calendario de pared con fotos y fechas
  • Un calendario con fechas sin fotos
  • Las fotos sin fechas
  • Todas las fotos en formato JPG para que las puedas usar de fondo de pantalla en la computadora o el móvil
  • Todos los feriados y fechas importantes de Corea marcados en rojo

Screen Shot 2013-12-25 at 11.55.17 PM

Te preguntarás cuán caro es este calendario, qué brazo tendrás que cortarte o que ojo de la cara tendrás que vender para obtenerlo. Pues nada, prácticamente lo estamos regalando.

Por unos 0,50 euros / $0,68 puede ser tuyo

Haz click en el enlace o en las fotos para comprarlo a través de PayPal. Puedes usar tu cuenta de PayPal o una tarjeta de crédito para pagar. Debes recibir el calendario en tu email en menos de 24 horas.

¿Qué haremos con todo el dinero que nos ganemos? Quizás compraremos una villa en Gangnam con un parking para nuestro helicóptero privado… pero seguramente solo nos dará para una cena de carne a la coreana.

¡FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO!