Pequeños viajes: Hapcheon

Mundo Infinito

autumn07

Hapcheon es un condado de la provincia de Gyeongsangbuk-do, en donde también está ubicada la ciudad de Busan. El gobierno del condado invitó al equipo y allegados de la revista Daegu Compass a pasar un fin de semana en Hapcheon para disfrutar de los colores del otoño y visitar los lugares de interés. Así que hacia allá nos dirigimos el penúltimo fin de semana de octubre. De Daegu a Hapcheon toma aproximadamente una hora y media.

20141025-IMG_0335IMG_0307

Había estado en el templo Haeinsa hace cinco años y en ese momento me gustó mucho. Siempre había querido regresar pero nunca había tenido la oportunidad. Haeinsa es considerado uno de los templos más importantes porque ahí se guardan unos textos budistas centenarios. Ahora que regresé, casi ni me fijé en el templo. Los colores otoñales se robaron toda mi atención, aunque el templo le daba un toque místico al paisaje.

20141026-IMG_0426

Por la noche…

Ver la entrada original 178 palabras más

Pequeños viajes: el río Sinchon

Mundo Infinito

No todos los viajes nos llevan al otro lado del mundo ni a lugares considerados exóticos. Hay viajes más cortos, que toman pocos minutos de travesía y conllevan muy pocos preparativos.

Hay un río cerca de mi casa que me gusta visitar de vez en cuando en bicicleta. El río Sinchon es de un caudal tímido y está flanqueado por calles y montañas. En algunos tramos, está sombreado por elevados en donde el tráfico parece ser constante.

El río tiene veredas separadas para caminantes y ciclistas, aunque en muchas ocasiones es difícil distinguir cual es cual. Cada tantos kilómetros hay áreas para ejercitarse, siendo aprovechadas por ancianos que están en mejor forma que yo. Todavía hay mosquitos pero ya han comenzado a desaparecer (gracias otoño).

A pesar de las calles que van paralelas al río, el aire se siente más fresco. Hay menos ruido que en otros lugares y es fácil olvidarse del…

Ver la entrada original 68 palabras más

Un atardecer en Hong Kong

HK17

Estuve en Hong Kong unos días antes del feriado de Chuseok. Aproveché el fin de semana largo que teníamos y lo alargué un poco más. Había estado en Hong Kong hace unos cuatro años pero siempre había querido regresar y explorarlo de nuevo. Me encanta la ciudad, la bahía con sus inmensos edificios y la gran variedad de comida internacional que ofrece.

Un día de esos que estuve por allá, decidí esperar el atardecer en la famosa Avenida de las Estrellas. Esta avenida tiene estrellas y la firma de actores famosos de Hong Kong y China y una estatua de Bruce Lee con la que todos los turistas se sacan una foto. Allí me estacioné en una esquina para ver a la gente pasar y sacarle fotos a todo lo que me pareciese interesante.

Cada segundo en ese lugar es distinto. Sí, los edificios son estáticos, pero los colores, las sombras, las personas, los barcos, todo está en movimiento y en constante cambio, creando una vista dinámica para la captura fotográfica. Me sentía como los niños cuando rompen una piñata.

Había…

personas tomando fotos esmeradamente:

HK19

HK25

y personas que preferían la foto clásica:

HK24

personas que declaraban la ciudad como suya:

HK22

personas que caminaban de cara al sol:

HK18

y otras que trataban de huirle:

HK20

personas que me tapaban la vista:

HK26

estrellas que no brillan por cuenta propia:

HK27

barcos de todo tipo:

HK14

HK31

HK21

HK29

una niña esperando pacientemente:

HK28

y claro, un atardecer:

HK30

Como bono, una imagen de la ciudad, de noche:

HK03